¡Hola lectores!

Hoy toca dia de reseña, esta vez os traigo un libro juvenil que leí a principios del mes de Enero. Se trata de ¿Es cierto que el amor lo cambia todo? Todo, Todo de Nicola Yoon (si pone un nombre más largo no le cabe en la portada…). ¿Queréis saber que me ha parecido?

¡Allá vamos!

Todo todo nicola yoon_libroscitados

SINOPSIS_libros citados

Todo todo es una novela sobre la emoción y la angustia que supone abrir nuestro corazón a otra persona, sobre esa sensación tan única que nos hace sentir mariposas en el estómago y sobre las locuras que cualquiera de nosotros podría cometer… por amor. Madeline Whittier es alérgica al mundo exterior. Tan alérgica, de hecho, que no ha salido de su casa en 17 años. Aún así, su vida transcurre feliz y tranquila hasta que el chico de ojos azules como el Atlántico se muda a la casa de al lado. El flechazo surge por mensajería instantánea y va creciendo y complicándose a través de un sinfín de conversaciones, anhelos, viñetas, senaciones, ilustraciones, sueños… Y es que resulta difícil volver a la rutina de siempre con todos los ruidos que llegan de fuera. De repente, Maddy es consciente del cotilleo de los pájaros y de los rayos de sol que se cuelan por sus contraventanas. Y cuanto más trata de separarse del mundo exterior, más empeñado parece en entrar… ¿Qué tendrá Olly que lo hace tan impredecible? ¿Y tan… especial? ¿Qué tendrá Olly para hacer que la realidad de Madeline se tambalee?

OPINION_libros citados

La premisa de la que partía esta novela me parecía muy, muy interesante; una novela juvenil, de tintes románticos en la que uno de los protagonistas tiene alergia al mundo exterior, una novela en la que ella, Maddy no puede ni siquiera salir a la calle. Me parecía el drama perfecto para leer y que me encantara, sinceramente, y a pesar de que me ha gustado bastante, no tanto como pensaba.

En la novela nos encontramos con esos dos personajes, Maddy y Olly, dos jóvenes que a través de mensajes por internet se acaban enamorando. La verdad es que la relación romántica, a pesar de surgir bastante rápido me pareció real, sobre todo por el ambiente y la creación de los personajes. Más que amor, lo primero que surge en la novela es esa sensación de “este chico me gusta” tan típica de los adolescentes. Yo tenia la sensación de que Maddy era algo más joven de lo que en realidad es, me daba la sensación de que era más infantil. Aun y con esto, el personaje de Maddy me caía bastante bien, era una chica agradable, estar viviendo con ella todo aquello me parecía entretenido, creo que tenia voluntad y que se comportaba como una adolescente corriente y aun así, a pesar de todo lo que le pasaba, ella era fuerte y la admiraba por eso. Pero, (¿siempre hay un pero?) llega ese momento de la novela en la que hace algo que no comprendo. Quizás es porque pienso que si yo estuviera en su situación no la haría, no tomaría una decisión como esa, que no se si catalogar de “valiente” o de “estúpida” la verdad… entonces a partir de ese momento, algunos de sus pensamientos me hicieron alejarme un poco de la cercanía que había sentido con el personaje y deje de entenderla tanto. A pesar de esto, creo que no perdí la emoción por conocer más sobre su historia.

Olly es un chico especial, la verdad. Creo que desde la primera página, igual que le pasa a Maddy, yo me enamoré de el. Me pareció agradable, no tenia prejuicios y se comportaba de una manera tan dulce que era demasiado achuchable. Creo que su personaje tiene un papel muy crucial porque es el que hace que tanto Maddy como, en este caso yo, quisiéramos más de la vida, yo quería poder ver y vivir más cosas leyendo a el y a Maddy y eso me hacia estar más metida en la historia.

La historia me parece agradable y me estaba gustando mucho hasta que, de un momento a otro, uno de los descubrimientos de Maddy y por consiguiente, mio mientras leía me hizo pensar “¿Esto? ¿Así? ¿Por que?” y si, entonces el libro dejó de gustarme tanto como lo había estado haciendo. Sinceramente me parece una mierdecilla (vamos a ser finos) no poder deciros de que hablo, pero la verdad es que es un verdadero y enorme spoiler y es lo que le da sentido al final de la novela (de ahí mi disgusto al ver que no me iba a encantar tanto como pensaba). Supongo que para la autora esto estaba claro desde el inicio pero para mi, que me gusta el drama, darle un giro de esta forma a la historia no me gustó. Esta claro que esto nos lleva a un final que esta genial, si no digo que no, pero el tratamiento que tiene que dar a uno de estos personajes y como giraban las cosas entorno a Maddy cuando llegué a descubrir lo que estaba pasando realmente me hicieron quedarme con las ganas de que la novela tuviera lo que para mi es un final “épico” y, en cambio, se convirtió en el típico final más predecible de novela juvenil que otra cosa.

Esto no quiere decir que la novela no me haya gustado, creo que es emotiva, es muy bonita, tiene unos valores que no están nada mal para que los lea una adolescente y la relación es muy, muy bonita, pero… ese giro hacia el final de la novela me pareció que, para mis gustos, le daba un final peor del que yo había estado imaginando.

Puntuación

Puntuación_libroscitados 3de5

En definitiva, la novela de Nicola Yoon es una historia bonita, que te atrapa y te tiene enganchado esperando la oportunidad de Maddy, una novela que te llena de esperanzas pero que a mi, o bien por las expectativas o bien por lo que me hubiera gustado que pasara, no me ha gustado tanto como pensaba. De todas maneras es una historia bonita con la que se pasa el tiempo bien rápido. Sin duda una novela juvenil recomendable.

¿Qué me decís vosotros, nunca os ha pasado que mientras leéis algo os imagináis cosas que os gustaría que les pasaran a los personajes y luego os decepcionáis por que vuestra “paja mental” no llega a cumplirse? ¡Decidme que no soy la única loca!