¡Hola lectores!

Hoy es un día MUY ESPECIAL y es que hace un año exacto que subía mi primera entrada en este blog. Para mí ha sido un año genial en el que he podido conocer a mucha gente con gustos parecidos a los míos, he sido capaz de descubrir nueva literatura, he encontrado libros que añadir a mi lista de favoritos y he conocido gente increíble, algunos tan increíbles que me han permitido traeros este pequeño especial de aniversario. Ellos son Marta S. Pina y Jeremy M. Williams, los escritores de Ctrl Alt Escape.

A final del año pasado los autores me cedieron un ejemplar de su novela para que pudiera leerla y a la vez comentarla con ellos, experiencia que, por cierto, ha sido genial. Aunque si aun no sabéis porque ha sido tan genial es porque os habéis perdido la entrada de la reseña que hice ayer, pero no pasa nada, aun estáis a tiempo y os la dejo en este enlace de aquí.

La cosa es que mientras la comentaba con ellos, y no paraban de salirme preguntas y más preguntas se me ocurrió la mejor de todas “¿Puedo haceros una entrevista?” Y su contestación fue “¡Por supuesto!” lo que nos trae hasta aquí y ahora o quien sabe… quizás era aquí o sea aquí algún día… ¡Depende de donde se mire!

¿Queréis saber todo lo que tienen que contarnos? ¡Pues seguid leyendo!

Primer aniversario

***

Empezaremos por unas preguntas bastante sencillas sobre vosotros. Lo primero de todo, las presentaciones:

1. ¿Quién son Marta y Jeremy?

JeremyMarta es una luchadora que desde jovencita ha ganado su sustento con la palabra, escrita y hablada. Lee audiolibros para ciegos, escribe spots de publicidad donde una historia no puede extenderse mas que 20 segundos, y odia que siempre recuerde a todo el mundo que cuando las máquinas de tabaco decían “su tabaco, gracias”, era ella.

Marta: Y Jeremy es un creativo nato. Se le ocurren siempre cien ideas a la vez, casi todas geniales (entre ellas alguna locura de esas que dices: “quéee??”). Su trayectoria como humorista en teatro y televisión (El club de la comedia, 5 hombres.com) le da una perspectiva brillante a la hora de plasmar ideas para nuestros proyectos literarios. 

 2. ¿Qué género es el que más os gusta leer? ¿Nos contáis cual es vuestra novela favorita?

Jeremy: Ciencia ficción. Mi novela favorita oscila entre  ‘Tiempo para Amar’ de Robert Heinlein y ‘Maestro Cantor’ de Orson Scott Card.

Marta: No me puedo decantar por un género. Me gustan las novelas bien estructuradas, bien escritas, que me emocionen. Así que puedo disfrutar con Cien años de soledad y con Sin noticias de Gurb.

3. ¿Cuál es vuestro personaje favorito de la literatura?

Jeremy: Voy a intentar adivinar la respuesta de Marta antes de lo que lo diga, Ignatius J. Reilly de ‘La Conjura de los Necios’ de  John Kennedy Toole. O será ese o el detective de las novelas de Eduardo Mendoza. A ver si acierto.

En cuanto a mí, tengo que decir que el personaje mejor escrito es el narrador del autobiográfico ‘Las Cenizas de Angela’ de Frank McCourt. Su manera de narrar sin usar signos de puntuación para demarcar diálogo (en la versión original) es magistral. La narración fluye de tal manera que nunca te confundes. Oyes la voz del autor en tu mente.

Marta: No soy “fetichista” para estas cosas, así que, como en la pregunta anterior, no me puedo decantar por uno… te diría cien!! A favor de Jeremy diré que ha adivinado dos de los que me enamoré en su día. Pero hay muchos más.

Y ahora, hablando de los procesos de escritura, tengo varias curiosidades que necesito saber…

4. ¿Tenéis alguna manía a la hora de escribir o alguna forma curiosa de planificar la novela?

Jeremy: Marta tiene la manía de necesitar la trama gorda. Odia hablar de detalles antes de tener claro la historia principal. Yo, por lo contrario, encuentro la forma de la novela estableciendo unas escenas insignificantes. “¿A que sería genial una escena en que tenga que huir en una bicicleta que es demasiado pequeño para él?” “Jeremy, lo que necesito es la historia, las escenas no sirven de nada si no hay una trama” 

Cuando discutimos esa diferencia (cosa que hacemos cada vez que hablamos de tramas) yo lo describo así. Marta quiere mapa, mapa del país entero y trazar una ruta. Jeremy visita pueblos, ciudades y playas buscando localizaciones bonitas y luego tuerce la ruta para que pase por ellas. Con la pelea entre esos dos sistemas sale la trama de una novela, y media docena de ideas descartadas que igual podrían ser parte de otros proyectos.

Marta: Doy fe!

Jeremy: Milagro!! Está de acuerdo conmigo!!!

Ahora viene la pregunta que más curiosidad me trae siempre que me encuentro con novelas co-escritas:

5. ¿Cómo es el proceso para escribir a 4 manos? ¿Os partís las escenas, lo planificáis, estáis juntos a la hora de escribir…? ¡Sacadme de dudas, por favor!

Jeremy: No escribimos a cuatro manos. Pensamos con dos cerebros. Escribimos a dos manos, las de Marta.

Marta: Corrección, cerebro y medio. Es broma. Jeremy tiene un cerebro entero, pero muy raro. Desborda creatividad, pero necesita un filtro (que soy yo) y para escribir en castellano no sirve. Ahora que vivimos y nos inspiramos en Escocia, veremos cómo se desarrollan nuevos proyectos.

En la segunda parte de Ctrl Alt Escape, sorprendentemente, hay algunas páginas que están escritas por Jeremy. Son pequeños interludios donde se lee la programación interna del ordenador central que controla la ciudad del futuro. Es una voz extraña, separada, inhumana y necesariamente tiene que ser una lectura incómoda. Es algo entre castellano y el lenguaje Forth que se menciona en la primera parte. Es Jeremy en puro estado.

Jeremy: Aparte de plasmar la escritura ella sola, Marta se aprovecha de ser la única escritora del equipo para meter cosas que no habíamos planeado en nuestros paseos por el bosque discutiendo a voz en grito sobre los pormenores de la teoría cuántica. El elemento romántico lo puso sin consultar.

Marta: Yo sabía que hacía falta. Y además, me gusta que los personajes tengan profundidad, con una vida, un carácter, con sus miedos, sus miserias, sus pasiones…    

Leyendo el libro me plantee varias veces esta pregunta, porque tenéis una trama que parece sencilla al comienzo pero que va evolucionando en algo cada vez más grande, así que

6. ¿Cómo surge la idea para la novela?

Jeremy: Yo comencé a interesarme por el resurgimiento de los juegos de ordenador de los años 80. Con la llegada de los móviles, de nuevo teníamos ordenadores con memoria limitada y pantallas de poca resolución. La industria comenzó a reciclar juegos antiguos porque eran los únicos que “cabían” en los móviles.

Un género recuperado era la aventura de texto, juegos en los que solo leías “Estás delante de una cueva. ¿Qué quieres hacer?” “Entrar en la cueva” “Estás dentro de una cueva enorme…” Alguien programó un interfaz para jugar a estos juegos descriptivos en Messenger. Yo pensé que sería divertido crear un juego, pero aprovechando que tu interfaz era el mismo Messenger, ¿por qué no hacer el juego en que finges estar chateando con alguien que necesita ayuda? Luego iba perfilando cómo ese interlocutor podría asignarte tareas. Te pediría que buscaras información. Pero, ¿cómo es que tendría acceso a internet sin poder hacer una búsqueda en Google? Porque está conectado desde el futuro de forma limitada.

Marta: Jeremy me contó su idea, y dijo que pensaba programar el juego. Yo le dije que si él hacía eso, yo escribiría una novela que había estado pensando. Así que fui comentándole cosas de la novela y él ideas sobre su juego. Al final nos dimos cuenta que su juego sería mejor cómo novela, mi novela ganaría con su trama… y unimos proyectos.

Y otra de mis grandes preguntas… La investigación. Pienso que habéis tenido que hacer un gran trabajo de investigación tanto para la creación de personajes, para la ambientación como para la creación de esa trama futuro-tecnológica tan brutal,

7. ¿Necesitasteis la ayuda de algún experto, libros, internet…? ¿Cómo lo hicisteis para enlazarlo todo TAN bien?

Marta: Entrevistamos personalmente a médicos, enfermeras, personas bilingües vasco-castellano, trabajadores del metro de Barcelona y contactos en la construcción de la Sagrada Familia.

Utilizamos internet para consultar muchísimos detalles como horarios de puestas de sol, horarios de trenes y metro en los días concretos en los que transcurre la acción y muchísimas cosas por el estilo. Ya que la premisa se basa en algo fantástico, queríamos que todo lo que rotara a su alrededor fuera MUY real para aumentar la credibilidad.

También sé que algunos de vuestros personajes están basados o inspirados en personas reales,

8. ¿Cómo fue esta experiencia? ¿Lo teníais claro desde el principio? ¿Han llegado a leer la novela estas personas?

Marta: Si me guardas el secreto, te lo cuento! En realidad es producto del miedo. Como lo oyes. Con un proyecto de esta envergadura, con una trama tan compleja (es una trilogía y la primera novela es solo la punta del iceberg), necesitaba basar los personajes en personas reales, al menos, físicamente. Tenía sobre la mesa un montón de “mapas” sobre la trama, las biografías de los personajes, los bucles en el tiempo… me daba pánico que, por ejemplo, Carlos tuviera unos preciosos ojos color miel y cien páginas después fueran verdes como un lago. Creo que ese tipo de “mieditis” lo tengo superado después de esta primera novela pero en aquel momento, basar los personajes en seres reales fue una necesidad para mi propia tranquilidad personal. ¡Y porque tenemos la suerte de conocer a gente fantástica dignos de ser homenajeados en tinta literaria!

Y sí, todos las personas a las que hemos vampirizado han leído la novela y están encantados con este proyecto. ¡Prueba superada!

Los lectores de mi blog saben que soy muy fan de las distopias y de las sociedades futuristas, por lo que para mí fue una grata sorpresa encontrarme con detalles y datos sobre la sociedad de Futureman.

9. ¿Cómo se os ocurrió esa sociedad?

Marta: No queríamos dibujar de nuevo el típico futuro distópico que hemos visto cientos de veces tanto en literatura como en cine: jóvenes luchando hasta la muerte, gente malviviendo después de una catástrofe nuclear… Sabemos que partir desde un conflicto facilita bastante la construcción de una historia interesante, pero queríamos demostrar que con una visión más positiva sobre la humanidad, también se podía desarrollar una trama llena de emoción y aventuras.

Y no te podemos concretar mucho más porque la continuación de Ctrl Alt Escape se centra en esa sociedad del futuro. Digamos que la humanidad más o menos ha logrado un equilibrio sostenible peeero con algunos contratiempos…, esos contratiempos que existen desde que el mundo es mundo entre los seres humanos que habitamos este fantástico planeta y que se resolverían si supiéramos comunicarnos entre todos más y mejor con la mejor arma del mundo: la empatía. Este párrafo tendrá más sentido cuando te hayas leído la continuación de la saga.   

10. ¿Fue complicado plasmar los pensamientos, miedos y reacciones de adolescentes como lo son Mónica o Carlos?

Marta: Para empezar, Jeremy es muy infantil. Eso ayudó mucho.

Jeremy: Yo no soy infantil (dijo Jeremy pataleando en el suelo).

Marta: Ya ves.

Bueno, tuvimos cerca a Mònica, nuestra hija, en quien nos basamos para  el personaje de Moni. Es muy complicado escribir en primera persona como adolescente, estás andando por una cuerda floja. No quieres escribirlo exactamente como escribiría una adolescente (con 16 años solemos tener poca soltura con el idioma) pero tampoco quieres que parezca irreal.

Jeremy: En algunos casos preguntamos detalles a Moni o algún amigo suyo que pasaba por casa. Me acuerdo de un momento gracioso, y quien haya leído la novela sabrá porque pregunté esto. Fui a Moni y le dije “Oye, ¿si tuvieras que ir a una farmacia a comprar condones, pasarías vergüenza o no?” a lo cual me respondió “Espero que esa pregunta se deba a vuestra investigación para la novela.”

Y ya para terminar, ¿Tenéis alguna cosa en mente o podéis contarnos algo sobre posibles próximos proyectos?

Jeremy: La segunda parte está escrita y nuestra agente editorial ya la ha puesto sobre la mesa de varias editoriales en los distintos países en los que trabaja. Esperamos noticias con algo de impaciencia.

Seguimos creando historias más rápidamente de lo que somos capaces de plasmarlas en papel, pero hay varias cosas empezadas que son demasiado buenas para dejarlas en un cajón. Solemos escribir esas historias que nos gustaría leer. 

Muchísimas gracias por la paciencia para responder estas preguntas, por haberme enviado el ejemplar y por haber comentado conmigo todas las impresiones sobre vuestra novela, ha sido una experiencia genial y un recuerdo increíble que me llevo de mi primer aniversario para el blog. ¡¡Espero poder leer más cosas vuestras muy pronto!!

¿Qué os ha parecido esta entrevista? Espero que os animéis a leer la novela de Marta y Jeremy que no dudéis ni un momento en decirles lo mucho que os ha gustado porque ¡os aseguro que son geniales!

¡Ah! y  estad atentos, que mañana os traigo una sorpresa MUY, MUY especial en honor a este primer aniversario… Citando la novela de Jeremy y Marta os digo:

¡Pulsa Ctrl Alt Escape y empieza la cuenta atrás!

muchas gracias